Close
Exit

La madriguera de conejos

“Esta es tu última oportunidad. Después de esto no hay vuelta atrás. Si tomas la pastilla azul fin de la historia. Despertarás en tu cama y creerás lo que quieras creerte. Si tomas la roja, te quedarás en el País de las Maravillas y yo te enseñaré hasta dónde llega la madriguera de conejos. Recuerda, lo único que te ofrezco es la verdad. Nada más” (Morpheo, en la película “The Matrix”, de Larry y Andy Wachowski).

¿Quieres saber cómo funciona la realidad? ¿Quieres saber quién decide lo que te ha tocado vivir? ¿Quieres descubrir tu poder interior?

Entonces, al igual que Neo en Matrix, debes escoger. Y esta elección es necesario que la hagas ahora. ¿Cuándo si no?

¿Has escogido la pastilla azul? Pues nada, hasta la próxima y que tengas mucha suerte, de corazón…

F12 Tu poder interior

Ah… ¡que has escogido la roja! Entonces sigue leyendo que te acompañaré hasta la “madriguera de conejos”.

Para ello debo hablarte de… física cuántica. Pero… ¡no te vayas corriendo, por favor! Te prometo que va a ser ligero pues no soy, ni mucho menos, experto en el tema; te darás cuenta enseguida. Ahora bien, comprender cual es el código fuente desde el cual se crea la realidad (cómo en la película The Matrix), es fundamental si pretendes tener la situación en la vida que siempre has deseado.

El Código Fuente

Según dicen los que entienden el 99,9999999999999% de la materia es espacio vacío. ¡Uhhhh-Ahhhhh! Y, entonces, sólo el 0,0000000000001% de la materia es masa (o energía, acuérdate de tu amigo Einstein: E=m·c2; la energía y la masa vienen a ser lo mismo pero como vistas desde perspectivas diferentes… bueno).

También dicen, y te ahorro los detalles, que ese 99,9999999999999% de espacio vacío, en realidad, tampoco está tan vacío. Se trata de campos de probabilidad, patrones de frecuencia de información que se encuentran dentro y fuera de todo. (¡Anda!… son como Dios).

Es decir, y es mucho decir pero lo dicen los expertos, la materia sólo existe como ondas de probabilidad que colapsan cuando son observadas y crean el mundo físico en el que vivimos.

F22 Tu poder interior

 Por tanto, y no lo digo yo que lo dice la física cuántica,…

… toda la materia que existe en el universo, existe porque “alguien” la observó. Y esa observación permitió que, de entre todo el campo infinito de posibilidades que tenía, escogiera una de ellas para materializarse como una “forma” de este mundo. Creando, así, la realidad que hoy observas.

Y no me preguntes cómo (porque si lo supiera habría ganado el Premio Nobel) pero ese “alguien” que observó se encuentra escondido en ese 99,9999999999999% de espacio vacío. Y, ya desde mucho tiempo atrás, se le está buscando bajo varios nombres: Dios, Inteligencia Universal, Tao, el Ser, Consciencia Pura,… y seguro que tu sabes unos cuantos más.

Tu poder interior: Tu esencia creadora

El caso es que ese alguien que está en todos lados del Universo, ¡también está dentro de ti! Y, en realidad, ese “alguien” es tu propia esencia.

Tú, en esencia, eres esa “Consciencia Pura” que se ha materializado en este mundo a través de una “forma” humana.

La Consciencia Observadora, dice la física cuántica, colapsa la función de onda y crea la materia. Y tú, en esencia, eres esa consciencia observadora. Por tanto, ni más ni menos, hacer “colapsar la función de onda” es algo que está en tu propia naturaleza hacer. Este es tu poder interior.

Dicho de otra forma, llevas toda tu vida creando realidades: la tuya. De hecho es lo que has estado haciendo siempre, inconscientemente claro. Y la realidad que hoy vives es la que, entre todos, hemos llegado a crear.

En estos momentos te veo intentando escupir la dichosa pastilla roja, ¿no? No te preocupes. Aterrizamos, de nuevo, en el mundo “real”. Pero ahora llevas contigo una información que lo va a cambiar todo. Tu perspectiva de la realidad ya ha cambiado. Recuerda: “…Después de esto no hay vuelta atrás…”

Ahora ya has visto el “código fuente” del universo. Y sí, el secreto encerrado es que…

 …se te ha dado la capacidad de contribuir en la creación de tu propia realidad.

Te guste o no, esa capacidad es innata en ti. Y lo único que de ti depende es decidir utilizarla a voluntad o no. En la medida que tomes una u otra decisión, tu situación en la vida será una u otra.

Sólo es cuestión de tiempo que decidas utilizarla o no. ¿Quieres empezar ahora?

¡Tú decides!

photo credit: alemdag via photopin cc 
photo credit: kirainet via photopin cc 
photo credit: David.Asch via photopin cc

 

¿Te ha gustado este post?
¡No te pierdas ninguno!

Entra tu email y tu nombre y recibirás GRATIS todos mis posts con las ideas y herramientas que encuentras en el blog. Y además ... nuevo contenido que estoy preparando 'sólo para' suscriptores.

* 100% libre de Spam *

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies