Close
Exit

¿Qué crees que tienen en común este grupo de frasesEl poder de las palabras_560x280

  • ¿Por qué siempre me tiene que pasar a mí?
  • ¡Llevo la negra encima!
  • Yo no valgo para esto.

… con este otro grupo de frases?

  • ¡Este parece que tenga la flor en el culo!
  • Todo lo que hace le sale bien
  • No si… ¡los hay con suerte!

Seguro que las has escuchado antes ¿verdad? Y ¿que dirías que tienen en común? Pues que todas ellas definen realidades; aún que la realidad del primer grupo es algo distinta de la realidad del segundo, ¿no crees?.  Y tu, ¿en qué grupo estás?

Si tu respuesta es: -¡En el primer grupo!- Entonces, tal vez, te interese saber…

¿Por qué no vives la vida que deseas?

Ya los Toltecas descubrieron el poder de las palabras para crear realidades. Para ellos, según comenta el Dr. Miguel Ruiz*, era imprescindible “Ser Impecable con tus palabras”, para recorrer el primer paso de lo que ellos denominaban el camino del Tolteca. “En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios”. En el Génesis 1.3.: “Dios dijo: Haya la luz; y hubo luz”. ¿Era necesario que “hablara” Dios, para crear la Luz?

Aquello que piensas, articulado a través del lenguaje, define las acciones que vas a llevar a cabo. Ni más ni menos.

Los políticos tienen muy claro que el lenguaje define tu pensamiento, no hay más que ver la que se traen con la lengua en la que hay que impartir la educación…

¿Y si resultara que las palabras definen “literalmente” la realidad que vas a crear?

-¡Mira que tonto soy!- ¿Qué pasa cuando te dices esto? ¿Te conviertes en tonto de golpe? ¿Sin más?

Resulta que la mente no distingue la realidad de lo que piensas sobre ella. La experiencia que vives a través de esta frase crea un circuito neuronal nuevo en tu cerebro y un estado físico-químico asociado en tu cuerpo, que es lo que te permite vivir esa nueva experiencia.

Y si tú, día tras días, te dices -¡Mira que tonto soy!, -¡Mira que tonto soy! ,…. esos nuevos esquemas mentales y su estado emocional asociado se convierten en un patrón que te será muy fácil de reproducir. Estas creando en ti un cierto estado de ánimo que puede acabar definiendo tus conductas y creando tu carácter. Y es a través de tu carácter que vas a crear tu situación en la vida. Tú realidad. ¡Ojo con lo que dices!

El poder de las palabras f1

Oye, te preguntarás, y si me digo – ¡Quiero llegar a ser rico, muy rico! Y, además, lo digo todos los días en voz alta… ¿acabo siendo rico? Pues la respuesta es:

¡NOOOOOOOOOOOOO!

¿Entonces? ¿Dónde está la trampa?

En las “PALABRAS” usadas.

Fíjate en estas frases:

  • ¡Quiero que mi marido me deje de pegar!
  • ¡Deseo convertirme en alguien famoso!
  • ¡Quiero dejar de ser pobre!

Y ahora fíjate en estas otras frases:

  • ¡Hágase la Luz!
  • ¡Mira que tonto soy!
  • Yo no valgo para esto.

¿Notas alguna diferencia?

El poder de las palabras: El Significado Expresado

Lo que materializas en la realidad es el “significado expresado” a través de las palabras, que a menudo no coincide con la idea que quieres expresar y, por eso, no sucede lo que quieres que suceda. Sin embargo se materializa siempre, y sin excepción, el significado literal que has expresado con tus palabras. Fíjate:

  • ¡Quiero que mi marido me deje de pegar! Para que se cumpla tu deseo es imprescindible que tu marido te esté pegando, para que pueda dejar de hacerlo. ¡Sí!, eso es lo que has pedido.
  • ¡Deseo convertirme en alguien famoso! Para que se cumpla lo que has dicho tienes que NO ser famoso para, entonces, poderte convertir en famoso. Por tanto, continuarás no siendo famoso y se habrá cumplido exactamente lo que has expresado, porqué estarás todos los días de tu vida convirtiéndote en alguien famoso.
  • ¡Quiero dejar de ser pobre!… ¿continúo?

Y ahora fíjate en el otro grupo de frases:

  • ¡Hágase la Luz!
  • ¡Mira que tonto soy!
  • Yo no valgo para esto.

¿Ves el significado que expresan estas frases? Y el tono,  es distinto ¿verdad? Ordeno y mando. Ordenando es como uno pone orden en el caos, ¿no? Y, encima, lo doy por hecho. Y me olvido. Porque confío plenamente en que eso es así. Y punto. Y, entonces,… ¡sucede!

La Plena Toma de Consciencia… es el próximo paso en la evolución de la Especie Humana. 

En la medida que tomes consciencia de lo que estás expresando con tus palabras, estarás dando el primer paso para crear, de forma consciente, la realidad que tú deseas. Insisto en lo de consciente porque inconscientemente ya has estado creando una realidad condicionada por tu marco de referencia, la que tienes en frente de tus narices y que, tal vez, no te guste.

Para ello debes prestar atención a lo que realmente piensas y haces, a lo que te dices continuamente con la “vocecita” de tu cabeza, a tus pensamientos reiterativos. Y a partir de ahí te darás cuenta de la realidad que estás creando para, si ese es tu deseo, cambiarla a tu voluntad.

Te invito a que, a partir de ahora, utilices a tu favor y no en tu contra el poder de las palabras. Lo que vas a conseguir depende de ello.

¿Te apuntas?

* Dr. Miguel Ruiz: Los Cuatro Acuerdos.
¿Te ha gustado este post?
¡No te pierdas ninguno!

Entra tu email y tu nombre y recibirás GRATIS todos mis posts con las ideas y herramientas que encuentras en el blog. Y además ... nuevo contenido que estoy preparando 'sólo para' suscriptores.

* 100% libre de Spam *

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies